Una bolsa de plástico salvó a esta bebé. Mira esta increíble historia

Pixie Griffiths-Grant nació tres meses antes de lo debido.

A las 20 semanas, había dejado de crecer en el útero. Luego, la placenta y el cordón umbilical de su madre dejaron de funcionar correctamente.

A las 28 semanas, Sharon Grant, oriunda de Goonhavern, Cornwall, Inglaterra, tuvo una cesárea de emergencia y Pixie nació en 2015 pesando sólo 1 libra (450 gramos), era lo suficientemente pequeña para caber dentro de la palma de la mano de su madre.

Se estaba muriendo rápidamente, y los médicos calculaban que viviría sólo una hora.

Pero entonces los especialistas actuaron velozmente y la envolvieron en una bolsa de plástico de sándwich para llevarla a los cuidados intensivos. Su tamaño era el apropiado para envolverla y mantenerla caliente.

“Fue tan al azar”, dijo Grant al Telegraph. Pixie estaba envuelta dentro de una bolsa de marca Tesco. Ella supone que debe haber sido lo que los médicos tenían a mano.

Después, envolvió a Pixie en un envoltorio de burbujas.

Los bebés tienen la piel delgada, lo que significa que el agua se evapora rápidamente, por lo que el plástico puede mantener a los bebés más calientes que una manta. De hecho, el embalaje de plástico estéril es ahora el tratamiento estándar para los recién nacidos.

Pixie era tan frágil que Grant (su madre) tuvo que aguantar 18 días sin tocarla – cada vez que la agarraban, perdía peso.

“Fue increíble que sobreviviera, fue realmente traumático”, confesó Grant.

Pero después de 5 meses, la bebé estaba lo suficientemente sana como para irse a casa.


“Cuando entramos por la puerta de entrada, Pixie cobró vida. Ella estaba mirando por todo el lugar y podía ver lo que estaba sucediendo”, señaló Grant. “Es tan encantador tenerla en casa; la aguardan un sinfín de caricias y gente ansiosa por verla. Es asombroso”.

Es increíble cómo la rapidez y la creatividad de un médico puede salvar una vida.
Una historia de supervivencia que sus padres le contarán a Pixie cuando sea mayor y ella podrá decir, “estoy viva gracias a una bolsa de plástico”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *