El castigo que recibirá uno de los jugadores de Corea del Sur

La perspectiva de que la estrella del Tottenham Hotspur, Heung-Min son, tenga que cumplir dos años de servicio militar es algo que siempre ha preocupado a los fanáticos del club, y mencionarlo durante la Copa del Mundo ha resucitado ese temor. Son participó cuando Corea del Sur perdió 1-0 ante Suecia en su primer partido de la fase de grupos, y los comentaristas de la televisión mencionaron el posible servicio militar obligatorio de dos años del atacante.

Luego, la derrota por 2-1 ante México dejó a la estrella de los Spurs en una avalancha de lágrimas tras el partido, con el sueño de clasificarse para octavos en la Copa del Mundo de Son totalmente acabado, y eso también afectó a las opciones que tenía con respecto a su servicio militar. Incluso habiéndole ganado a la que era vigente campeona del mundo, Alemania, por 2 goles a 0, y dejándola completamente eliminada de la competición, las posibilidades de Son de librarse de ese deber en su país parecen escasas.

Ha habido muchos mensajes contradictorios acerca de Heung-min y la perspectiva de que tenga que hacer el servicio militar en su país natal, Corea del Sur. El jugador mismo es reacio a discutirlo debido a que pueda causar algún problema a la hora de regresar a casa con el hecho de que una estrella nacional parezca estar tratando de evitar su deber como surcoreano. Incluso solicitar demoras o buscar excusas está mal visto, tal como descubrió el ex jugador del Arsenal, Park Chu-Young.

Se han dado varias edades para cuando el joven de 25 años tenga que completar ese servicio. La ley de Corea del Sur dice que debe hacerse antes; los retrasos se han permitido en el pasado en ciertos casos especiales, aunque como se dijo anteriormente, no son bien recibidos por el público surcoreano. Además, las leyes indican que a los deportistas que ganen medallas en los Juegos Olímpicos o en los Juegos Asiáticos se les otorgarán exenciones del servicio militar, pero aún así están obligados a realizar cuatro semanas de entrenamiento básico.

Sin embargo, el equipo surcoreano que llegó a las semifinales de la Copa del Mundo 2002 recibió un perdón especial del gobierno para el servicio militar por sus grandes esfuerzos. Entonces, si Heung-min y sus compañeros hubieran logrado algo similar, aunque poco probable en suelo extranjero, eso podría haber sucedido de nuevo. Ahora que el sueño parece haber desaparecido, la gran oportunidad de Son llegarán en los Juegos Asiáticos de Indonesia el próximo mes de agosto, donde tendrán que llevarse a casa la medalla de Oro con toda seguridad.

El Tottenham, por su parte, está buscando renovar a Son con un nuevo contrato este verano, pero la perspectivas de esos dos años de servicio militar, por supuesto, jugará su parte. Es un nuevo territorio para el club, ya que su anterior jugador de Corea del Sur, el lateral izquierdo Lee Young-Pyo, fue miembro de ese equipo de la Copa del Mundo 2002 que obtuvo su exención especial. Son cumplirá 26 años pronto, por lo que tendría que comenzar esos dos años antes de cumplir los 28…

Cabe destacar que los jugadores surcoreanos suelen jugar a menudo para equipos militares durante su servicio, por lo que cualquier nuevo contrato seguramente debería incluir algún tipo de cláusula de interrupción. Siempre existe la posibilidad de que el Tottenham pueda retrasar las negociaciones contractuales hasta después de los Juegos Asiáticos de agosto para tener una idea clara de lo que ocurrirá en los próximos años. Mientras tanto, los fanáticos de los Spurs esperan una medalla de oro para la popular estrella de Corea del Sur.

El Bayern Leverkusen se negó a sancionar la participación de Son en el año 2014 y no fue reprendido por la FIFA porque el organismo gobernante mundial no reconoce el torneo; Corea ganó la medalla de oro así como la exención militar. Pero dadas las ramificaciones si los Spurs no le dieron permiso para jugar más adelante este año, es probable que el club del norte de Londres se vea obligado a hacerlo ahora que Corea del Sur ha sido eliminada de la Copa Mundial de Rusia. De cualquier manera, pase lo que pase, está claro que la situación de Heung-min es complicada, especialmente teniendo en cuenta lo que le supone alejarse de los terrenos de juego durante 2 años completos y lo duro que es el servicio militar de su país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *